jueves, 17 de febrero de 2011

El mundo conocido

El círculo del sol encierra el orden. Fuera de él, enemigos, noches, monstruos y una muerte sin dioses y sin juicio. Los egipcios temían dejar su casa cuando aún estaban vivos.
No temían en cambio el otro viaje, el que llevaba a Abydos, de donde nadie ha vuelto: el mundo conocido, el que está escrito.

5 comentarios:

Sueño dijo...

¿Qué piensas cuando escribes o lees la palabra sol? ¿Qué viene a tu mente?

María M. Bautista dijo...

Supongo que depende del contexto: el sol puede ser simplemente eso, el sol, que ya es mucho e implica muchas cosas; pero también puede ser un símbolo. En este caso lo he escrito pensando en el significado que le daban los egipcios, el sol como el dios Ra en su barca que traza un círculo definiendo las fronteras de Egipto (el orden) y separándolo del resto del mundo (el caos).

Muchas gracias por comentar. Un beso.

Sueño dijo...

El primer verso es en sí mismo perfecto.

Podría repetirlo una y otra vez sin cansarme, hasta que quedase grabado a todo el mundo. Como una verdad imposible de lo perfecta que es.

La segunda vez que lo leí, me quedé en ese primer verso, y al pensar en el sol vino a mi mente la imagen más alucinante...

AFD dijo...

Inmenso retrato del hombre, de su consuelo, de su locura.

María M. Bautista dijo...

Muchas gracias a los dos por vuestras palabras.