lunes, 17 de enero de 2011

Hendrickje


Para Hendrickje el agua es un espejo inesperado. Se maravilla al ver la ondeante silueta de sus piernas, la desnudez oculta para quien sólo ve la superficie.

2 comentarios:

Mae dijo...

Siempre hay más de lo que el ojo puede ver.

(Gracias también a tí :)

María M. Bautista dijo...

No hay de qué: un placer enlazarte desde esta ceguera :)