viernes, 19 de noviembre de 2010

Los prisioneros

Estarán bajo el cielo.
Verán arder el sol allá en lo alto.
Y cerrarán los ojos.
Vivirán en la noche de sus almas.
Las calles que recorran serán negras.

María M. Bautista, 2009

3 comentarios:

Miriam dijo...

Triste. Doloroso

Olga Bernad dijo...

De una manera muy sencilla y precisa consigues transmitirnos una densa oscuridad, a la vez promesa y amenaza.
Felicidades.

María M. Bautista dijo...

Muchísimas gracias a las dos.

Sí que es doloroso, sobre todo porque esos prisioneros podríamos ser cualquiera de nosotros.

Olga, magnífica expresión la de "promesa y amenaza".

Un beso.