lunes, 11 de octubre de 2010

En Londres la mañana era muy breve

En Londres la mañana era muy breve. El mediodía, la noche. La noche, el negro abismo. La madrugada, las calles de la niebla. Y la lucha del sol por alumbrarlas.

6 comentarios:

Miriam dijo...

Intrépido y valeroso sol. Gracias por traer en poquitas palabras, el hechizo de Londres

Elisa dijo...

Me encanta, cada vez escribes mejor.

Besos!

dos en la pasarela dijo...

ojala el sol ganara más amenudo su batalla
besote

María M. Bautista dijo...

Gracias a todos por vuestras palabras.

Sueño dijo...

Londres.
Los recuerdos de Londres son los más felices que atesoro. Londres. Gracias por llevarme una vez más a mi ciudad soñada. Londres.

(Recuerdo cómo en los momentos más oscuros del BI la esperanza de algún día poder volver a pisar esa ciudad era uno de los pocos pensamientos que conseguía darme fuerzas).

"When a man is tired of London, he is tired of life; for there is in London all that life can afford." S.Johnson

María M. Bautista dijo...

A mí también me encantaría volver a Londres, aunque sólo por un tiempo...Gracias por pasarte por aquí.