sábado, 7 de agosto de 2010

Pequeño vals vienés

Mañana estaré en Viena.



Pero la Viena del poema de Lorca, la que se alza sobre las notas graves de la voz de Cohen, no es la Viena que veré mañana. Que yo no veré el vals entre la niebla del sueño, ni las palomas en la duermevela

1 comentario:

ochoacostado dijo...

Como buenos fans de su blog,
le invitamos desde ochoacostado
a unirse al nuestro

www.edicionesochoacostado.blogspot.com

y si nos deja, a bailar un vals.


un saludo