viernes, 11 de junio de 2010

The Bewlay Brothers

Esta canción es una de mis favoritas de Bowie. Es primero la calma absoluta y casi adormecida. Y de pronto el viento y el rayo. Y de nuevo la calma y la vuelta a empezar. Y por fin la locura y esa voz salida de la pesadilla de un niño.


3 comentarios:

samsa777 dijo...

Es un disco redondo.

samsa777 dijo...

(valga la redundancia, ahora que lo pienso...)

María M. Bautista dijo...

Sí que lo es, redondo y redondo, jaja. Un beso!