miércoles, 12 de mayo de 2010

La Boca de la Verdad

video

La ingenuidad de Audrey es deliciosa. Es lo que hace que vuelva a caer en la trampa siempre que veo la escena. Porque él puede mentir...pero lo que nos engaña es la sorpresa de ella.

2 comentarios:

Anónimo dijo...

¿Y ni una palabra de lo guapérrimo que está Gregory? Quizá no sea mentir, pero una omisión así mutila la escena, la deja sólo en media verdad. Vamos, para que la boca se coma al menos un par de dedos.

Artemi dijo...

La ingenuidad, qué deliciosa actitud vital, y moral. Desde que leí "El Idiota" de Dostoievski sólo aspiro a ser un ingenuo... o un idiota.