sábado, 8 de mayo de 2010

El recién nacido




Muy pocos pintores han conseguido representar un bebé tan real y el temblor de una madre al sostenerlo quizá por vez primera. Con los ojos le dice: "Duerme. No importa si la vela se consume, que yo te velaré toda la noche. Tu luz es suficiente en la hora negra."

4 comentarios:

Artemi dijo...

Magnífico, el cuadro y el comentario.

Anónimo dijo...

¡Qué bien expresas,María,lo que ves en el cuadro! Porque además lo sientes.Besos.Charo

Antonio Azuaga dijo...

¡Qué exquisita elección!
¡Qué bellas, qué precisas, qué ajustadas, qué perfectas palabras para tu exquisita elección!

María M. Bautista dijo...

Muchísimas gracias a todos. La verdad es que no es difícil sentir un cuadro así.